¡Oferta!

¿Dónde está la franja amarilla?

El precio original era: $47,000.El precio actual es: $30,990.

-34%
(1 valoración de cliente)

1 disponibles

Si está AGOTADO 😣, ¿quieres que te contemos cuando llegue otro? 

  • Compra tus Libros Usados y Nuevos | Librería Online.
  • Envíos con tiempo de entrega de 1 a 4 días:
    • Bogotá: $8.500.
    • Cund/Tunja/Ibagué/Neiva: $9.500
    • Nacional: $15.000
    • Recoge en Bogotá Cra 15 cll 104 (sólo libros español). Clic en WA.
 Proceso de pago 100% seguro 

Descripción

Libro ¿Dónde está la franja amarilla?. Sinopsis libro, reseña libro. «En alguno de sus relatos Gabriel García Márquez habla de un hombre que está muriendo de indigencia en el paraíso. Cualquier colombiano, rico o pobre, puede hoy reconocerse allí.

Hemos hecho del más privilegiado territorio del continente una desoladora pesadilla. Las sierras eléctricas aniquilan una naturaleza que podría salvarnos; la conquista de América prosigue con su viejo rostro brutal contra los hombres y las selvas; la peste del olvido borró nuestros orígenes y nuestros sueños.

Pero todos necesitamos un país. Las páginas que siguen no son más que un esfuerzo sincero por entender lo que somos: un escritor tiene el deber de ser parte de su tierra y de su época.

Reinventar el país no puede ser tarea de unos cuantos, pero la enormidad de la labor casi exige milagros. Recuerdo entonces aquellas palabras de Voltaire sobre los hombres de su tiempo: «Necesitaban milagros: los hicieron»».
CALI Libro ¿Dónde está la franja amarilla?.

1 valoración en ¿Dónde está la franja amarilla?

  1. Andi S.

    Adjunto algo que escribi semestre pasado, lo mas parecido a una reseña que he hecho.

    ¿Dónde está la franja amarilla? Es un ensayo crítico donde se manifiesta de una forma clara y sin titubeos la situación problemática actual del país, junto con las razones que han hecho de Colombia una nación deplorable y trágica.

    El objetivo central de la obra es presentado desde el inicio, de una manera elocuente y persuasiva, a través de una pregunta formulada por una persona extranjera. A partir de aquella cuestión, se da respuesta a lo largo del libro. De hecho, podría resumir este propósito con la siguiente frase del autor: “El proyecto nacional tantas veces postergado tiene que volver a alzarse”. Así es, nuestra nación, a pesar de haber adoptado diversos modelos políticos y económicos de otras partes del mundo, aún no ha encontrado su verdadera identidad. Todo porque nosotros como ciudadanos aún no nos hemos dado cuenta que debemos seguir nuestro propio camino, el de una Colombia auténtica. Y es ahí donde se encuentra el eje principal de la obra, en los motivos del estancamiento nacional y las consecuencias de no implementar un proyecto propio y único de desarrollo para el país.

    Página tras página, Ospina expone y argumenta las causas por las cuales el ‘proyecto nacional’ no se ha llevado a cabo, y los resultados perjudiciales, que ha dejado el atraso del mismo para el país. Por supuesto, se ha apoyado en hechos históricos, fuentes verídicas y pensamientos de personajes de relevancia. Su principal propósito a través de su obra, dicho de una forma coloquial es el de “Abrir los ojos de los Colombianos”, me explico, su intención es revelar de una forma diáfana la realidad del país, sin más ni menos. Y con su narrativa expositiva e hipótesis reflexivas, nos invita a tomar conciencia. La intención es que los ciudadanos hagamos algo al respecto, soluciones efectivas, que tomemos conciencia y por el contrario, se deje de tapar el sol con un solo dedo, para que finalmente dejemos de repetir los mismos errores del último siglo, que han hecho de esta nación algo muy parecido al infierno. Desea que el país trascienda, que sea algo más, y de una vez por todas esa nueva república que Gaitán mencionaba fervorosamente en sus discursos, se convierta en una realidad.
    Ya es hora de ponernos al día con la historia y que dejemos de ser ese ‘dilatado desastre en cine mudo’ que resalta el escritor.
    El tono que maneja el autor a lo largo del libro, es directo, preciso y sincero, mantiene una actitud reflexiva, critica y analítica, cada pregunta que formula contiene un propósito específico, el cual que se ve reflejado en sus aserciones. Es interesante en especial, las paginas finales del libro, para ser especifica las tres últimas, donde su anhelo y visión de “yo sueño un país…” me recuerda al famoso discurso del activista Martin Luther King, “Yo tengo un sueño” Puede que las causas sean distintas, pero el fervor que sentí al leer el libro son igual de intensas. Ambos personajes realmente desean lo que expresan. Se puede observar el verdadero deseo de Ospina por ver progresar al país. Su narrativa llega al lector y por lo menos, hace pensar al lector dos veces la realidad colombiana y su papel como ciudadano de ésta.

    En cuanto a la temática que contiene el libro, al principio inicia con una introducción, expuesta a través de una pregunta formulada por alguien ajeno a la problemática, Ospina lanza sus hipótesis y luego procede a sustentarlas. Dentro de sus justificaciones predominan los hechos históricos. Se puede observar como el autor divide el texto principalmente en tres hechos sucedidos, a través de una especie de ‘línea del tiempo’. La primera parte se remonta a la época colonial, donde nos habla de la expedición botánica, el inicio de la republica de la nueva granada como un país meramente productor de materias primas para las potencias, hasta el principio de un gobierno inepto e imperante con Santander a la cabeza. La segunda, se remonta hace más de cincuenta años atrás, en la época de la Violencia, una guerra bipartidista, en realidad de pobres contra pobres, que desmembró al país y La muerte de Gaitán, que significo también la destrucción de la esperanza de un pueblo, que por una vez en su historia, se había permitido soñar con ser un país mejor. La tercera y en la que más hizo énfasis, fue a partir del famoso ‘Frente Nacional’ y los sucesos que siguieron en adelante. Este frente a la larga ha traído uno de los peores males que han azotado al país, y que hoy en día es dueño de la mitad de una nación devastada y miserable. Las consecuencias ha sido nefastas: guerrillas, narcotráfico, delincuencia común y más injusticia. Y ahí solo he mencionado algunas de las principales. Al finalizar, cambia su tono a uno más reflexivo, donde invita al lector a hacer parte del cambio. Eso sí, desde el inicio hasta el final de la obra, insiste en que el país debe enfrentar la realidad y realizar ese ya tan pospuesto proyecto nacional. Sus argumentos son fuertes, razonables y sobretodos verdaderos, tiene razón solo basta con mirar el país que tenemos, para darnos cuenta que está en lo cierto.
    Para concluir, quiero decir lo mucho que me emocionado al leer este libro, uno pasa toda una vida sin analizar las cosas desde otra perspectiva y engañándose a uno mismo, estoy segura que en algún momento de mi vida he sido de esos colombianos que afirma que todo ‘está bien’ cuando no es así. Se puede decir que ha abierto mis ojos, de cierta manera. Es interesante como un ensayo, puede crear una opinión más crítica sobre la problemática colombiana y “hacerte doler la patria”.

    Realmente recomiendo leer esta obra, no harás un cambio significativo para el país, pero si una diferencia, y ese es el primer paso. Como dice Ospina, el acceso a la educación y a la cultura es la verdadera vía para el desarrollo. Y bien, Ahora que el rojo y el azul han dejado de ser un camino, ¿Dónde está la franja amarilla?

Añade una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *